VISUALES.

es gb

Sin evidenciar su tristeza, se empecina en acariciar cada forma que le impuso el tiempo. Una representación de artilugios desgarrados, una imaginación inquieta o replegada sobre mágicos adioses, una cinta azul bajo un sombrero de flores, las arrugas de un cuello que se enrosca o una mancha, un instante congelado sobre un mueble viejo. Luego es un grito desde otra calle, un alarido de resignación que no se resigna, algo como el espíritu de todas las cosas colándose por la ventana entreabierta. Es al despertar que uno descubre que había estado durmiendo; y despertar así, en mitad de una calle, y que la fuerza que creímos perdida nos pierda, y que vuelva a nosotros para arrancarnos fuera de nosotros como un potentísimo imán, y que…

Javier Schenck

 

Share and Enjoy!